EL PROCESO DE ENFERMERÍA – NANDA

¿QUE ES?

“El proceso de enfermería es un método sistemático y organizado de administrar cuidados de enfermería individualizados, en los que intervienen los equipos de enfermería, en España estos equipos están integrados por técnicos d enfermería y grados universitarios estos cuidados se centra en la identificación y tratamiento de las respuestas únicas de la persona o grupos a las alteraciones de salud reales o potenciales.” .

El proceso de atención de enfermería, como herramienta fundamental para brindar cuidado de calidad al paciente, familia y comunidad, está sustentado en bases científicas que permiten identificar el estado de salud del paciente, sus necesidades o problemas de salud reales o en riesgo, y proporcionar los cuidados específicos para solucionar los problemas o necesidades identificadas durante la aplicación de la guía de valoración por patrones funcionales de Marjory Gordon Para el desarrollo del cuidado de enfermería se requieren procesos organizados y sistemáticos: valoración, diagnóstico, planeación, ejecución y evaluación, abordados desde el desarrollo teórico y aplicados durante la práctica clínica. La formación actual del profesional de enfermería incluye en el currículo, de manera transversal, la enseñanza del proceso de atención de enfermería (PAE), como una metodología ideal, utilizada durante la formación del estudiante, que en la práctica es aplicada en situaciones reales y de riesgo, lo que da como resultado información de calidad, útil y con criterio, reflejada en la recuperación del paciente; de igual forma, le permite al profesional de enfermería trabajar de forma estructurada en el desarrollo de su quehacer diario, y al docente, guiar y dirigir el proceso de enseñanza aprendizaje de manera humanizada y personalizada.
________________________________________
Antecedentes.
En un principio, el ejercicio de la enfermería abarcaba numerosos papeles. El profesional de enfermería se centraba en las medidas de consuelo y en el mantenimiento de un entorno higiénico, desempeñar los papeles del farmacéutico, dietista, fisioterapeuta y asistente social formaban parte de la práctica de la enfermería. Además de realizar actividades delegadas por el facultativo.
Este término aparece en los escritos de enfermería a mediados de 1955, cuando Lydia Hall describía a la enfermería como un proceso; sin embargo su descripción tardó varios años en tener aceptación como parte del cuidado integral de enfermería. Posteriormente en 1967, Yura y Walsh crearon un primer texto que describía un proceso con cuatro fases: valoración, planeación, ejecución y evaluación. Blodi en 1974 y Roy en 1975 añadieron la fase de diagnóstico, dando lugar a un proceso de cinco fases. Éste como instrumento, herramienta o método para la práctica, ha sido el modelo predominante en la clínica en enfermería desde hace veinticinco años y es uno de los temas por considerar en el análisis de teorías y modelos teóricos de enfermería.
Lydia Hall.
________________________________________
Objetivos.
• El proceso logra delimitar el campo específico de enfermería que es el diagnóstico y tratamiento delas respuestas humanas, así como el campo de la colaboración con otros profesionales de la salud.
• Al aplicar el proceso, las enfermeras/os emplean el pensamiento crítico, logran satisfacción profesional, brindan una atención holística e individualizada y comprometen a los usuarios en el cuidado de la salud.
________________________________________
Etapas.
El proceso del enfermero/a consta de cinco etapas:
1. Valoración del paciente.
2. Diagnóstico.
3. Planeación.
4. Ejecución.
5. Evaluación del cuidado.
• Valoración.
• En la planeación y ejecución de este proceso participan de forma conjunta los distintos profesionales del equipo de enfermería que ya conocemos, los grados universitarios de enfermería, y los técnicos de enfermería que trabajan de forma conjunta en este proceso.

Consiste en recolectar la información sobre el enfermo y su estado de salud, así como de la familia y comunidad. Estos datos son recogidos por los técnicos de enfermería y transmitidos al graduado/a para “La valoración debe aportar datos correspondientes a respuestas humanas y fisiopatológicas, por lo que requiere del empleo de un modelo o teoría de enfermería” (Rodríguez 1998). Los pasos para realizar la valoración son: recolección, validación, organización y comunicación de los datos. Es un proceso continuo que debe llevarse a cabo trabajando en equipo, durante todas las actividades que la enfermera o técnico de enfermería, hace para y con el paciente. En la recolección de esta información se tienen en cuenta los aspectos subjetivos y los aspectos objetivos. Los primeros se determinan mediante la historia de enfermería, y los segundos, mediante el examen físico del paciente en cada uno de los patrones funcionales; para completar esta información se valoran y analizan los medios de diagnóstico específicos en cada patrón. La importancia de este instrumento radica en la facilidad, objetividad y precisión en la recolección de la información, que constituye la primera parte del PAE, que es el respaldo indispensable para darles continuidad a las otras etapas. La recolección de la información se obtiene a través de la observación; la revisión de la historia clínica; la entrevista terapéutica al paciente, familia o cuidador, y a otros profesionales del equipo interdisciplinario; el examen físico, teniendo como directriz la guía de valoración, donde se identifican los tipos específicos de datos, signos, síntomas, y la interpretación de estos, que evidencian los hábitos y costumbres del individuo y la familia. Ello determina el funcionamiento positivo, alterado o en situación de riesgo respecto al estado de salud.
• Diagnóstico.
El sistema más utilizado actualmente para realizar los diagnósticos de enfermería es el de las categorías diagnósticas de la NANDA, para aquellos problemas de salud que se encuentran dentro del campo específico del equipo de enfermería. Es importante diferenciar un diagnóstico de enfermería de un problema interdependiente, ambos son problemas de salud, pero los diagnósticos de enfermería únicamente hacen referencia a situaciones en que el personal de enfermería puede actuar de forma independiente. Para la NANDA, el diagnóstico de enfermería es: un juicio clínico sobre las respuestas del individuo, familia o comunidad a los problemas reales o potenciales de salud o procesos de vida. Los diagnósticos de enfermería aportan las bases para la elección de las actuaciones de enfermería, para conseguir los resultados por lo que es responsable. Se trata entonces de la identificación de un problema de salud, susceptible de prevenirse, mejorarse o resolverse con el cuidado de enfermería. Para su formulación los profesionales de enfermería requieren habilidades de pensamiento crítico, para interpretar los datos obtenidos durante la valoración, la identificación de los problemas del paciente y los aspectos positivos de este. Las actividades que preceden a esta fase son el insumo necesario para la formulación de los diagnósticos de enfermería, así como la planificación de las intervenciones, que es tercera fase.
• Planeación.
Es la tercera etapa del proceso que da inicio después de formular los diagnósticos de enfermería y problemas interdependientes. Durante esta etapa se elaboran planes de cuidados que integran: el problema de salud (diagnóstico de enfermería o problema interdependiente), objetivos, acciones de enfermería independientes e interdependientes y evolución. Es requisito, durante la etapa de planeación, definir la prioridad para decidir qué problemas de salud se deben atender primero por poner en peligro la vida del usuario, y posteriormente establecer objetivos centrados en su familia y comunidad para dar solución al problema, así como acciones de enfermería que traten la etiología del problema de salud. En esta etapa se determina lo que debe hacerse, para prevenir, reducir o eliminar los problemas detectados en el paciente; así como establecer y ejecutar los
modelos conceptuales de Virginia Henderson y Dorothea Orem, en la adultez y vejez.
• Ejecución.
Es la fase de las acciones en el proceso de enfermería. Durante esta etapa se identifica la respuesta del paciente y de la familia a las atenciones de enfermería. Se debe conceder prioridad a la ayuda que se presta al paciente para que adquiera independencia y confianza en atender sus propias necesidades, para ello contamos también con la participación de personal técnico, quienes intervienen en dichos cuidados y en Las recomendaciones al salir del hospital son parte importante de las intervenciones de enfermería. Desde la etapa de valoración se debe obtener la información relativa a la forma de ayudar al paciente para que sea lo más autosuficiente posible, dentro de los límites ambientales, físicos y emocionales del momento que vive. Algunos individuos requieren de más información que otros y la respuesta a los diferentes métodos educativos es distinta. Es facultad del personal de enfermería, debe identificar las necesidades de cada persona y proporcionar la información adecuada para llenar estos vacíos de conocimientos significativos. El registro de las actividades en el sistema o en físico se realiza una vez se ejecuten estas, no antes, de forma completa y exacta, porque las condiciones del paciente pueden modificarse, y no registrarlas posteriormente porque puede olvidarse información valiosa, que redundará en la evolución del paciente. El registro de las acciones cumplidas en la ejecución se comunica tanto de forma oral como escrita.
• Evaluación del cuidado.
Esta etapa del proceso de enfermería, debe estar presente durante la ejecución del cuidado, por lo tanto, es un proceso continuo que se define como la comparación planificada y sistematizada entre el estado de salud del paciente y los resultados esperados. Al medir el progreso del paciente hacia el logro de los objetivos, el personal de enfermería, valora la efectividad de las actuaciones de enfermería. El proceso de evaluación tiene dos etapas: la recolección de los datos sobre el estado de salud del paciente, y la comparación de los datos recogidos con los resultados esperados y el juicio sobre la evaluación del paciente hacia la consecución de los resultados esperados. La evaluación del cuidado de enfermería se realiza de forma continua, en cada una de las etapas del proceso de atención de enfermería. La planeación del cuidado se orienta en dos sentidos: uno, si los
planes son adecuados para el paciente, y dos, si estos planes se ajustan a las normas preestablecidas. Cuando existen planes estandarizados o prediseñados, estos se evalúan de manera individualizada, y además si se ajustan o no a la condición particular del paciente, familia y comunidad.

________________________________________
El proceso de enfermería es el método para brindar los cuidados necesarios, seguirlo permite un verdadero ejercicio profesional. Debe aplicarse en forma mental y en todos los ámbitos de enfermería, por consiguiente, es recomendable un estudio profundo del mismo.

Deja una respuesta