En este momento estás viendo Historia y evolución del técnico de enfermería

Historia y evolución del técnico de enfermería

HISTORIA Y EVOLUCION DE LOS TÉCNICOS DE ENFERMERÍA

Desde el inicio de todos los centros sanitarios para la atención de las personas necesitadas o enfermas, y en todas las culturas, había un grupo de personas que se ocupaba de las necesidades más básicas: la limpieza, la higiene, la alimentación, la ropa, etc. Este tipo de tareas las desarrollaban las personas de menor estatus social, que en muchas sociedades eran esclavos y mujeres. La llegada del cristianismo supuso un cambio en la percepción social de este tipo de tareas, puesto que comenzaron a verse, a través de las bienaventuranzas, como un camino directo hacia Dios. De esa manera aparecen las primeras órdenes religiosas dedicadas a la atención de los enfermos y necesitados. Dentro de esas órdenes, también hay una distribución de las tareas, en torno a la formación y al propio escalafón, de modo, que las personas menos formadas, y en consecuencia de menor rango, se dedican a esas tareas más básicas, y las personas con mayor formación a cuidados más especializados (1).

Por tanto, dentro del ámbito del cuidado hay una distinción de dos roles diferenciados en función de la formación para la atención en los hospitales y asilos. Prácticamente hasta comienzos del siglo XX esta diferenciación de roles existe de facto, pero no tiene una diferenciación formal clara. De hecho y como hemos citado anteriormente, antes de la aparición de la figura de la Auxiliar de Enfermería, las personas que realizaban esas tareas más básicas de los cuidados pertenecían a órdenes religiosas como ejemplo, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl a las que, en ocasiones, se les sumaban mujeres voluntarias que iban a los hospitales para ayudar y aprender.

Anteriormente a las Auxiliares de Clínica; su trabajo no estaba nunca bien definido, y este trabajo auxiliar lo realizaban muchas personas de diferentes orígenes, como eran las órdenes religiosas entre ellas estaban las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl; las Siervas de María; las Siervas de María de Engler; las Hermanas de la Providencia, las Hermanas Mercedarias de la Caridad, Las Hermanas Carmelitas, mozos de hospital, limpiadoras, camareras, sirvientes, etc. e incluso enfermeras; y mujeres voluntarias que iban a los Hospitales para ayudar y aprender .

Al principio en los Hospitales, el personal subalterno que trabajaba en ellos eran limpiadoras, sirvientas y camareras.

En el año 1923 se crea en España la Escuela Nacional de Puericultura en Madrid donde se podían cursar los estudios de Puericultura, Enfermera visitadora puericultora y comadrona puericultora.

escuela sanidad

En el año 1924 se crea la Escuela Nacional de Sanidad también en Madrid y en el año 1929 la “Escuela de la Casa de Salud de Valdecilla”, en Santander.

En 1960 cuando pasan los trabajadores del Hospital Civil de Manteo al nuevo Hospital Civil de Gipuzkoa, por derribo del anterior, el personal subalterno era el siguiente: 32 sirvientas y limpiadoras que realizaban los trabajos en el servicio de cocina y despensa, desinfección, lencería, ropero, lavadero y planchador. Además de estar distribuidas en la portería, consultas, y en las plantas de cirugía, partos y niños, medicina, infecciosos, servicios generales. Además, se aconseja que estas mujeres, aunque no todas, pero si la mayoría de ellas fuesen internas.

Uno de los asuntos de indudablemente trascendencia planteados ante la Ilustre Junta de Beneficencia del Hospital San Antonio Abad u Hospital Civil, es el de la organización del cuerpo de los mal llamados enfermeros de ambos sexos (enfermeros no profesionales, sin titulación) del Hospital de San Antonio Abad. Y la importancia del asunto aumenta en estos momentos si se pretende obtener el máximo de eficiencia en la organización con el máximo de economía.

La historia de una profesión:

Las primeras noticias que tenemos sobre el nombre y las funciones de la Auxiliar de Clínica están en el Decreto 2319/1960 (BOE 17/12/1960), sin formación académica alguna exigida. Sus actividades consisten en cuidar a los pacientes cubriendo sus necesidades, dependiendo totalmente de la Enfermera o del Ayudante Técnico Sanitario.

1960 ministerio de la Gobernación Decreto 2319/1960 de 17 de noviembre de 1960, sobre el ejercicio profesional de Ayudantes Técnicos Sanitarios, Practicantes, Matronas y Enfermeras

Artículo sexto. – Todas las instituciones hospitalarias y sanatoriales públicas y privadas quedan autorizadas para utilizar personal femenino no titulado que, actuando exclusivamente dentro del régimen interno de las mismas, cumplan funciones de asistencia de carácter familiar, aseo, alimentación, recogida de datos clínicos y administración de medicamentos a los enfermos, con exclusión de la vía parenteral. Dicho personal femenino, al que se designará con el nombre de “Auxiliar de Clínica”, actuará en período de prueba dentro de la institución que lo utilice por un tiempo de seis meses, pasado el cual aquélla o el organismo de que dependa expedirá a la persona interesada “calificación de aptitud”, que tendrá validez exclusivamente para el organismo o institución que lo expidió.

Artículo Séptimo. – La remuneración a percibir por las “Auxiliares de Clínica” será la que corresponda por la Reglamentación laboral o administrativa que le fuera de aplicación.

Artículo octavo. – Se faculta al Ministerio de la Gobernación para dictar las disposiciones necesarias para la efectividad del presente Decreto.

Artículo noveno. – Quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan al presente Decreto, que entrará en vigor el día de su publicación (17 de diciembre de 1960. B.O.E. número 302). Francisco Franco. El ministro de la Gobernación Camilo Alonso Vega.

Recordando el artículo sexto, donde ponía que las futuras Auxiliares de Clínica deberían estar a prueba durante seis meses, IOS une Losares Martínez nos cuenta que ella igual que varias compañeras suyas, al hablar con la Jefa de Enfermeras Silvia Fernández Pinedo y su adjunta Dolores Meliá, les dijo que como no sabían si les iba a gustar el trabajo, que lo mejor que podían hacer era estar aprendiendo durante un año, y al terminarlo decidirían ellas si continuaban o no; muchas de ellas se convirtieron en Auxiliares de Clínica, pero hubo otras que no.

1963 B.O.E. número 125. 25 de mayo de 1963

Ministerio de la Gobernación. Orden de 7 de mayo de 1963 por la que se regula la actuación de los Auxiliares de Clínica

Por decreto número 1188, de 17 de noviembre de 1960, sobre ejercicio profesional de Ayudantes Técnicos Sanitarios, Practicantes, Matronas y Enfermeras se autorizó a las Instituciones Hospitalarias y sanatoriales públicas y privadas para utilizar personal técnico no titulado que pueda cumplir misiones elementales de asistencia de carácter no específicamente técnico y actuando exclusivamente dentro del régimen interno de dichas Instituciones.

Dicho personal femenino, al que se designa con el nombre de Auxiliares de Clínica, ha de limitarse en la asistencia a los enfermos al ejercicio de funciones para las que no se precise una preparación técnica, ya que carecen de título y no poseen ni la formación ni la preparación necesarias para el desarrollo de actividades técnicas asistenciales que estén atribuidas a los Auxiliares Sanitarios.

personal femenino

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 8º de dicho Decreto y con la finalidad de aclarar las dudas que han surgido en su aplicación en lo que se refiere a las Auxiliares de Clínica, se estima preciso regular la actuación de éstas, reiterar su utilización exclusiva por las Instituciones Hospitalarias y Sanatoriales públicas y privadas y determinar las relaciones que han de tener con los Auxiliares Sanitarios (Ayudantes Técnicos Sanitarios, Practicantes, Matronas y Enfermeras) (8).

 

En su consecuencia, y a propuesta de la Dirección General de Sanidad, este Ministerio ha tenido a bien disponer lo siguiente:

.- Solamente las Instituciones Hospitalarias y Sanatoriales públicas y privadas quedan autorizadas para utilizar Auxiliares de Clínica, sin que puedan actuar éstas en Ambulatorios, Dispensarios, Consultorios y otros Centros Asistenciales donde no exista hospitalización. En las Instituciones de internamiento hospitalario las plantillas de Enfermeras y los cuadros de Auxiliares de Clínica deberán ser totalmente independientes.

.- Es misión fundamental de las Auxiliares de Clínica el ejercicio de actividades asistenciales de carácter familiar, aseo y alimentación de los enfermos internados en las Instituciones en que presten sus servicios.

La recogida de datos clínicos por las Auxiliares de Clínica se limitará exclusivamente a los termométricos y a aquellos signos obtenidos por inspección no instrumental del enfermo internado, para cuya obtención hayan recibido indicación expresa de los Auxiliares Sanitarios y especialmente de las Enfermeras, así como orientación del Médico responsable: igualmente recogerán los signos que, habiendo llamado su atención comunicarán a aquel personal, al que también transmitirán las espontáneas manifestaciones de los enfermos sobre sus síntomas.

Bajo la inmediata vigilancia de los Auxiliares Sanitarios, y en especial de las Enfermeras, administrarán a los enfermos los medicamentos prescritos por los Médicos, de acuerdo con los horarios establecidos por éstos; dicha actividad queda limitada a la aplicación de sustancias medicamentosas en piel y mucosa y forma sólida, semisólida o líquida, la administración de medicamentos por vía oral, incluida la aplicación sublingual, y la de sustancias o específicos de absorción rectal.

.- Queda prohibido que los Auxiliares Sanitarios deleguen en las Auxiliares de Clínica la realización de los cometidos siguientes:

a). – Administrar medicamentos por vía parenteral, en cualquiera de sus técnicas.

b). – Realizar escarificaciones, punturas o cualquier otra técnica diagnóstica o preventiva.

c). – Aplicar tratamientos curativos de carácter no medicamentoso.

d). – Administrar sustancias medicamentosas o específicos cuando para ello se requiera instrumental de difícil manejo o maniobras cuidadosas.

e). – Ayudar al personal médico en la ejecución de intervenciones quirúrgicas.

f). – Asistir a los partos.


.- En todas las Instituciones Hospitalarias y sanatoriales será obligatorio que el uniforme o ropa de trabajo propio de la Institución utilizado por las Auxiliares de Clínica lleve en lugar claramente visible un distintivo en metal, esmalte o simplemente bordado con el título “Auxiliar de Clínica”, que permita en todo momento su fácil diferenciación de las Enfermeras y del personal femenino que realice simples tareas domésticas.

.- Quedan obligados los directores, Administradores o Gerentes de Hospitales y Sanatorios al más exacto cumplimiento de esta disposición, velando porque las Auxiliares de Clínica no contravengan los preceptos vigentes sobre actuación e intrusismo profesional.

Lo digo a V. I. para su conocimiento y efectos.

Dios guarde a V. I. muchos años.

Madrid, 7 de mayo de 1963

Alonso Vega. Ilustrísimo Señor Director General de Sanidad

BOE número 125, del 25 de mayo de 1963, página 8591.

De 1960 hasta 1970 en la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu se pedía cómo requisito para entrar a trabajar: Ser mayor de 18 años, ser mujer y tener cumplido el Servicio Social. A partir de 1964 se realiza el Curso de Auxiliar de Clínica en Planta del PPO, aunque no se les exigía para poder trabajar.


Historia Institucional/Reseña Biográfica: 
En 1964, dependiendo de la Dirección General de Promoción Social del Ministerio de Trabajo, se creó una gerencia del Programa de Promoción Profesional Obrera que a nivel provincial tenía su reflejo en una Junta Provincial bajo la dirección del Delegado de Trabajo, responsable de la vigilancia y control del cumplimiento de los programas de formación, sus métodos, organización y distribución de recursos. Estaba estrechamente vinculado con los centros de formación profesional de la Organización sindical. A partir de 1971, al entrar en vigor la nueva ley de Educación, parte de sus competencias fueron asumidas por las Delegaciones Provinciales de Educación y Ciencia. En 1979 sus competencias en materia de orientación y control de cursos de formación, pasó a ser ejercida por el Instituto Nacional de Empleo (INEM)

En 1964 se inició el Programa de Promoción Profesional Obrera (PPO), organizándose el Curso de Auxiliar de Clínica en Planta. Estos cursos se realizaron para proporcionar la posibilidad de acceder a una formación ocupacional o a enseñanzas que complementen la competencia profesional. Estos cursos de auxiliar se estructuran en módulos teóricos y prácticos y, además de la formación específica, se imparten clases de medio ambiente, orientación laboral y una parte práctica Auxiliar de Clínica, si quería podía hacer el curso del Ministerio de Trabajo, en la Dirección General de Promoción Social, en el Servicio de Acción Formativa (SAF), o el Curso de Promoción Profesional Obrera (PPO), que se hacía en el salón de Actos de la Escuela de Enfermería de la Seguridad Social (Residencia Sanitaria) y era impartido por el médico Javier Sudupe dependiente de Sanidad y por las profesoras enfermeras M.ª Carmen Pérez Cuadrado y Joaquina Aldaia 

También recibieron las clases del PPO en Sanidad, en la Avenida de Navarra, en el Dispensario de la calle Prim y en la alhóndiga del Mercado de Frutas en Duque de Mandas, en San Sebastián (10).

A partir de 1970 es imprescindible como requisito para trabajar en la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu, además de los descritos anteriormente, el Curso de Promoción Profesional Obrera (PPO) (10).

Se les entregaba una cartilla donde estaba especificado y escrito; Ha realizado con aprovechamiento el curso de “Auxiliar Clínica en Planta”, habiendo superado las pruebas y exámenes del mismo

 

Contenido del curso

Recepción del enfermo en Planta y su exploración. Aseo general del enfermo. Lencería y disposición de habitaciones. Tratamiento del enfermo. Limpieza del material e instrumental. Nociones de Anatomía y fisiología humana. Patología y tratamientos, nociones. Moral y ética profesional. Seguridad e higiene en el trabajo.

Por todo lo cual se le expide el presente documento, declarándose apto. Sellado en 1975 con el sello: Ministerio de Trabajo. Servicio de Acción Formativa. Gerencia Provincial Guipúzcoa. Número de Orden Provincial.

Duración del curso del 13 de mayo hasta el 24 de noviembre de 1975 (Incluyendo el mes de agosto), duraba 6 meses con una duración de 300 horas lectivas. (Hubo dos compañeras que no fueron el mes de agosto y no se les dio el curso por aprobado, quedando excluidas del trabajo 1973 BOE número 42 del 17 de febrero de 1973. Decreto 222/1973 de 15 de febrero, sobre concesión del carácter de Formación Profesional de Primer Grado a determinados Cursos del Programa de Promoción Profesional Obrera.

La Ley general de Educación establece, en su artículo cuarenta y dos a), la obligatoriedad de la Formación Profesional de Primer Grado para todos aquellos que habiendo completado las enseñanzas de la Educación General Básica no prosigan estudios de Bachillerato

Es decir, que queda establecido un cauce normal hacia el futuro, mediante el cual la Formación Profesional de Primer Grado estará al alcance de todos los españoles, incluso con carácter obligatorio, cuando no accedan desde la Educación General Básica al bachillerato y, al propio tiempo, se contempla la situación actual, en la que existen muchos trabajadores que no poseen una titulación que pudiera serles muy conveniente para su promoción profesional posibilidad que se ofrece en el campo de la Educación Permanente.

En este aspecto, el Ministerio de Trabajo, a través de su Programa de Promoción Profesional Obrera (PPO), está realizando una ingente tarea, de evidente trascendencia social, cuya eficacia la demuestra el número de personas que, merced a estos cursos, han encontrado un puesto de trabajo digno y adecuado a su vocación y aptitud.

En estas circunstancias, parece conveniente encajar esta actividad en el marco en que la Ley sitúa la Educación Permanente de Adultos y coordinar debidamente las tareas de los Ministerios de Educación y Ciencia y de Trabajo en lo que ambos tienen en común en el logro de una misma finalidad formativa, dando a los cursos que se desarrollen en circunstancias determinadas el refrendo de una titulación de Formación Profesional que lleve incluido un doble efecto académico y laboral (12).

En virtud, a propuesta de los Ministros de Trabajo y de Educación y Ciencia y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día nueve de febrero de mil novecientos setenta y tres

Desde el año 1990 el colectivo de técnicos de enfermería comienza una serie de movilizaciones para su reconocimiento profesional, que con la ejecución de su trabajo demuestran y merecen

Pero con un gobierno y administración clasista y retrograda no se consigue el reconocimiento del grado superior, que vienen reclamando estos profesionales desde el año 1990.

sevilla1990
SEVILLA 1990

POR PRESIONES DEL
CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA LOS TÉCNICOS DE ENFERMERÍA, (así reconocidos en el consejo de ministros de aquella época) no logran su reclamación histórica
que era la subida al grado superior, tener una formación más especializada y
así mejorar los cuidados, pero parece ser que en este país priman los intereses
políticos y económicos antes que la calidad de los cuidados básicos, ejecutados
por el técnico de enfermería y de suma importancia para la recuperación de la
salud. 

 

movilizaciones
LAS MOVILIZACIONES DE LOS AÑOS 1990

 En el año 1995 se actualiza el decreto del año 73 y se actualiza el currículo formativo del técnico de enfermería que en el siglo pasado se denominaban auxiliares de clínica . Estos profesionales pasan a ser de carácter técnico, donde debía desaparecer de la titulación la palabra AUXILIAR, por intereses de ciertas organizaciones queda ese término en el título, el cual es erróneo, ya que estos profesionales no trabajan de forma auxiliar, lo hacen de forma técnica.

Integrados en los equipos de enfermería están presentes en todos los ámbitos, no solo e el sanitario. también el sociosanitario.

La evolución sanitaria, en los últimos años ha crecido y la formación y cualificación de estos profesionales va proporcional al avance de la sanidad y su sistema público y privado.

En España la formación no se ajusta a la realidad profesional, por lo que debe de haber una reforma del sistema educativo profesional, ya que comparado con Europa es muy deficiente.

Desde el colectivo de técnicos de enfermería se trabaja para el reconocimiento de la profesión de forma activa junto con los agentes sociales y los distintos ministerios implicados dicho reconocimiento.

Desde #SINNOSOTROSNOLATE, organización creada para el avance profesional de los técnicos

Sanitarios seguiremos trabajando de forma activa y coordinada hasta lograr el reconocimiento profesional que necesitan los técnicos sanitarios en especial los técnicos de enfermería que llevan un desarrollo profesional de más de 60 años, ya que las primeras auxiliares surgen en el año 1958/1960.

Estos profesionales son los que están más en contacto con el paciente y son un pilar básico en la sanidad pública y privada,  por lo que seguiremos trabajando hasta conseguir su merecido reconocimiento Profesional.

En el año 2002, en España, se produce una reforma de los ciclos formativos de la F.P.

En dicha reforma NO incluye el titulo de técnico de enfermería, los títulos cambian de nomenclatura y de currículo formativo, parece que hay un gran interés por parte de la administración en ignorar y discriminar al colectivo más numeroso y esencial de la sanidad,

AÑO 2007 : la clasificación profesional esta bloqueada por una disposición transitoria 3ª del EBEP,  desde el año 1995 bloqueados por la administración pública, estos profesionales, no alcanzan sus objetivos  por la negativa constante de quien incumple todas las normas escritas la administración pública, el ministerio de Sanidad y el de Educación.

En el año 2011 se edita otro currículo formativo para el técnico de enfermería, siempre cometiendo el mismo error, vamos a partir de la base que el personal con titulación de grado medio de F.P, no son personal auxiliar, porque tenemos una cualificación profesional y un nivel de competencias, lo que no es admisible, es que se sigan editando currículos formativos, con la palabra auxiliar, puesto que estos profesionales, tienen una cualificación profesional que se la da un titulo , como siempre cometen el mismo error, ya que es provocado por las presiones de CGE, CODEM Y SATSE, por esta época estas organizaciones inician contenciosos administrativos en contra del real decreto del INCUAL , que da el nivel 3 de competencias, (grado superior) a estos profesionales, dichos contenciosos se tramitan en varias CCAA, pero los pierden todos, condenando a dichas organizaciones  a pago de costas judiciales, el borrador del 2011 se anula, por que no se ajusta a los actividades que realizan estos profesionales en el ámbito laboral, en el 2013 se hace otro borrador, que no ajustándose a la realidad laboral de estos profesionales, es eliminado, el colectivo sigue discriminado, ninguneado e infravalorado.

En el año 2017, después de más de 17 años de letargo del colectivo, nace un movimiento de técnicos de enfermería en la Comunidad Autónoma de Galicia, se constituye la Plataforma Nacional de Técnicos sanitarios C1 y B, coordinadas por Susana Rivera Adán, técnico de enfermería de Galicia, miles de técnicos de enfermería agrupados por comunidades autónomas comienzan de nuevo su reivindicación histórica, el reconocimiento de su categoría profesional, y su reclasificación al grado superior, pendiente desde el año 1990.

Desde la plataforma se comienza a recopilar una serie de documentación para saber realmente en que situación se encuentra al colectivo, desde este colectivo a través de su coordinadora nacional, se hacen una serie de acuerdos de colaboración con los agentes sociales quienes negociaran en el ámbito estatal, su reconocimiento profesional, cansadas/os de la discriminación a la que esta sometido todo el colectivo, la precariedad y el maltrato que reciben tanto por sus mandos intermedios (supervisoras/es) y directivas de enfermería, quienes tienen que reconocer a estos profesionales como integrantes de los equipos de enfermería, NO LO HACEN , utilizando a profesionales titulados y cualificados, como personal sin cualificación y sin titulación, haciendo abuso de poder y estafando al sistema sanitario y al usuario, ya que utilizan a todo un colectivo de comodín de la sanidad, basándose en la delegación de tareas. Pero lo cierto es, que ese argumento de la delegación de tares, no tiene ninguna base legal a la que acogerse, eso es fruto de” las mentes enfermeras” quienes se han ido pasando ese cuento de la delegación de tareas por transmisión oral de generación en generación……. veamos la ley dice, que todo profesional tiene derecho a

Desarrollar su autonomía científico-técnica, sin embargo, a los técnicos de enfermería NO LES PERMITEN DESARROLLAR SU AUTONOMIA CIENTIFICO-TÉCNICA, todo por conveniencia

De ciertas organizaciones como CGE Y CODEM, quienes son los principales responsables de nuestra precariedad, la administración pública es la culpable, por haber permitido que ciertas organizaciones hayan comprado su silencio.

Ahora analicemos por que seguimos en situación de precariedad y maltrato por parte de la administración de sanidad, que es la principal responsable de la falta de reconocimiento profesional de todo un colectivo por conveniencias y clasismos absurdos.

Desde la plataforma se hacen una serie de reuniones con los GP quienes en la comunidad de Galicia y Andalucía presentan PNL, que son votadas a favor del reconocimiento de la categoría profesional.

Ahora veamos, el EBEP, reconoce a los técnicos de grado medio el grupo C1, y a los técnicos superiores sanitarios el grupo B sin embargo hoy y después de 15 años de la publicación en EBEP, los técnicos sanitarios siguen mal clasificados, en un grupo inferior que el que le corresponde.

La primera excusa fue, que se tenían que completar los grados universitarios el llamado PLAN BOLONIA, la siguiente en el año 2007 fue que no había dinero y seguimos mal clasificados.

La coordinadora de la plataforma se reúne acompañada de los portavoces de las distintas CCAA con todos los GP de la oposición para intentar conseguir apoyos y que de una vez el reconocimiento de los grupos de clasificación correspondiente a cada profesional sea un hecho.

Después de un largo peregrinaje a Madrid y a la CCAA de Andalucía, CLM, CYL etc. Los técnicos de enfermería se reúnen con el ministro de sanidad Salvador Illa Roca, con Rodrigo Gutiérrez y los agentes sociales presentes en el ámbito estatal de negociación, UGT, CCOO Y CSIF.

El ministro se compromete a revisar la precariedad del colectivo y a tratar de solucionar el problema.

El día 7 de octubre de 2020 susana rivera coordinadora de la plataforma registra y nace entrega en el ministerio de sanidad de 40.000 firmas a favor del reconocimiento del grupo c1 y 18000 de subida al grado superior del técnico de enfermería. Por la autonomía que tiene a la hora de desarrollar sus tareas por la complejidad de su trabajo y sus competencias profesionales, por todo ello se pide el grado superior.

Un mes más tarde, El Director de Ordenación profesional del Ministerio de Sanidad, Rodrigo Gutiérrez se pone en contacto con la coordinadora de la plataforma comprometiéndose a solucionar, la precariedad a la que esta sometido todo el colectivo, a revisar nuestras funciones y a hacer el cambio de titulación, porque como bien explico la coordinadora nacional de la plataforma, ni somos auxiliares, ni hacemos cuidados auxiliares ni auxiliamos a nadie.

Habiendo la coordinadora ha dejado bien claro que la profesión del técnico de enfermería es básica en el sistema de salud, imprescindible para que el sistema sanitario funcione correctamente ya que junto al resto de técnicos sanitarios medios y superiores forman el pilar básico de la sanidad y servicios sociosanitarios, merecen su reconocimiento profesional y la actualización de sus funciones adecuándolas a las actividades que realizan a día de hoy en los centros sanitarios, atención primaria, especializada etc.

Un mes más tarde la plataforma recibe la contestación de la ministra de función pública y política territorial, en dicha carta la ministra confirma a susana que se esta dotando el grupo B de contenido porque no lo tiene y por ello se constituyeron unos grupos donde se está trabajando para que esto sea un hecho, cuando dicten una disposición final en el EBEP, donde culmine la disposición transitoria tercera del EBEP , Desde la plataforma nacional seguimos trabajando hasta que esa disposición final se publique Seguiremos informando de todo lo relacionado con nuestra categoría profesional. 

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Mar

    Felicidades 👏👏👏, gracias Susi 😘

  2. susana

    Gracias a ti por estar aquí, esto es para tod@s nosotr@s,
    Podeis hacer sugerencias , estamos empezando, la idea es que todos los técnicos sanitarios tengan su espacio en la red.un saludo!!!

    1. María del Mar

      Que tiempos .que bonita foto

Deja una respuesta