En la actualidad el sector de la farmacia y parafarmacia está registrando poco a poco un aumento potencial de empleo. Esta demanda de Técnicos en Farmacia y Parafarmacia puede deberse entre otros motivos al auge del sector sanitario ante la situación actual en la que nos encontramos de crisis sanitaria, se trata de un sector dentro de la rama sanitaria donde cada vez más personas deciden apostar por él.

Esta categoría profesional se recoge en el Real Decreto 1689/2007, de 14 de diciembre, es aquí donde podemos encontrar cuáles son las enseñanzas y funciones.


Funciones del técnico de farmacia

En la actualidad el sector de la farmacia y parafarmacia está registrando poco a poco un aumento potencial de empleo. Esta demanda de Técnicos en Farmacia y Parafarmacia puede deberse entre otros motivos al auge del sector sanitario ante la situación actual en la que nos encontramos de crisis sanitaria, se trata de un sector dentro de la rama sanitaria donde cada vez más personas deciden apostar por él.

Esta categoría profesional se recoge en el Real Decreto 1689/2007, de 14 de diciembre, es aquí donde podemos encontrar cuáles son las enseñanzas y funciones.

  • Controlar las existencias y la organización de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos.
  • Asistir en la dispensación de productos farmacéuticos informando de sus características y de su uso racional.
  • Realizar la venta de productos parafarmacéuticos, atendiendo las demandas e informando con claridad a los usuarios.
  • Preparar los productos farmacéuticos para su distribución a las distintas unidades hospitalarias.
  • Asistir en la elaboración de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos, aplicando protocolos de seguridad y calidad.
  • Apoyar al facultativo en el seguimiento fármaco-terapéutico del usuario.
  • Obtener valores de parámetros somato métricos y de constantes vitales del usuario bajo la supervisión del facultativo.
  • Efectuar controles analíticos bajo la supervisión del facultativo preparando material y equipos.
  • Mantener el material, el instrumental, los equipos y la zona de trabajo en óptimas condiciones para su utilización.
  • Fomentar en los usuarios hábitos de vida saludables para mantener o mejorar su salud y evitar la enfermedad.
  • Tramitar la facturación de recetas manejando aplicaciones informáticas.
  • Prestar atención básica inicial en situaciones de emergencia.
  • Apoyar psicológicamente a los usuarios, manteniendo discreción, y un trato cortés y de respeto.
  • Seleccionar residuos y productos caducados para su eliminación de acuerdo con la normativa vigente.

Ahora bien, una vez que sabemos las funciones, cabe preguntarnos, ¿Dónde se ejerce su actividad profesional? En este mismo Real Decreto, concretamente, en su artículo 7, obtenemos la respuesta.

Este tipo de profesional ejerce su actividad en establecimientos de venta de productos farmacéuticos, parafarmacéuticos y en general productos relacionados con la salud humana o animal, así como cosmética, fitoterapia y otros. Ahora bien, también puede ejercer su actividad en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y afines. 

técnico de farmacia